Las visualizaciones se utilizan como un recurso habitual para llevar a cabo, como adultos, un proceso que nos conduzca a un profundo cambio en nuestra actitudes y sistema de creencias, con el objeto de mejorar nuestra capacidad de enfrentarnos con la vida en sus diferentes ámbitos. Liliana Woloschin de Glaser y Joaquín Serrabona proponen en este libro la utilización de esta técnica, tan común hasta ahora en el crecimiento personal de adultos, para que los padres y profesores ayuden a los niños y adolescentes a resolver problemas a nivel emocional y de aprendizaje escolar.