De forma sutil la autora consigue voces masculinas y femeninas, jóvenes o de edad avanzada, intelectuales y humildes, y la variedad de sentimientos y situaciones que en ellos se exponen, bajo una forma, la epistolar, que da coherencia al volumen. Desde los más sentimentales a los más literarios todos suenan a verdad y nos atrapan con su trama.