Es el mejor manual de ética para la juventud. Lo avalan las treinta lenguas a que está traducido y los más de 40 países registrados que lo han adoptado como esencial para la educación. Un clásico indiscutible.Este libro advierte el autor no es un manual de ética para alumnos de bachillerato. No contiene información sobre los más destacados autores y más importantes movimientos de la teoría moral a lo largo de la historia… Este libro no es más que eso sólo un libro. Personal y subjetivo como la relación que une a un padre con su hijo pero por eso mismo universal como la relación entre padre e hijo la más común de todas. Ha sido pensado y escrito para que puedan leerlo los adolescentes: probablemente enseñará muy pocas cosas a sus maestros. Su objetivo no es fabricar ciudadanos bienpensantes (ni mucho menos malpensados) sino estimular el desarrollo de librepensadores