«Tras el desastre de la Gran Armada, Baltasar de Zúñiga consigue
arribar a las costas españolas, acompañado por su escolta y
compañero Juan Lobo. Su misión: informar al rey. Tras hacerlo,
podrán descansar. Sin embargo, ya de vuelta a casa, Zúñiga tiene
una nueva misión para Juan: deberá acompañar y proteger a dos
inquisidores a los que se les ha encargado investigar la
desaparición de varias muchachas en un pueblo de Toledo.
Sin embargo, la situación en el pueblo será mucho más compleja
de lo que pensaban pues rápidamente descubrirán que en la villa
se ha instalado un clima de terror y que los vecinos declaran haber
visto a brujas y demonios entre sus calles. Ahora será necesario
investigar si realmente Satán ha descendido de los cielos para
castigar una vez más a los hombres o si lo que está ocurriendo en
la villa nada tiene que ver con los poderes demoníacos.»