Una novela negra, muy negra.

Existe una maldad excesiva, insufrible, grotesca. No deja grietas y arrastra con ella toda posibilidad de expiación, de perdón o de futuro.

El responsable de la Brigada de Investigación Criminal de la comisaría central de Vigo todavía no lo sabe, pero se enfrenta a ese tipo de maldad.

La escena del primer crimen le sorprende por el metodo y el ensañamiento sobre la víctima. Pero, al descubrir las siguientes, ya no le cabe ninguna duda de que detrás de estos macabros asesinatos hay alguien muy enfermo.

Y cuando por fin tiene claro hacia dónde conducir la investigación, nada será como el pensaba… sino mucho más violento y perturbador.