Galicia. Segunda mitad del siglo xv. Al pequeño monasterio de Misarela, en la Ría de Arousa, llega un extraño monje con un peligroso cargamento. Son libros, códices que recogen saberes de tiempos inmemoriales, de lugares lejanos, que ahora oscuros poderes buscan destruir. La llegada de ese tesoro provoca un seísmo en las vidas de quienes rodean el pequeño eremitorio