La calidad educativa es la finalidad última de cualquier sistema y centro educativo que se precie. Para lograr dicha calidad debemos convertir nuestra escuela en una escuela eficaz; una escuela capaz de adaptarse a las características de su alumnado para ofrecerle un currículo de calidad ajustado a sus necesidades y todo ello desarrollado en un clima de confianza y seguridad mediante un profesorado motivado y formado, contando, también, con la participación de los padres y de las madres. En esta obra el lector podrá encontrar diferentes estrategias y recursos, que se han demostrado eficaces para lograr esa calidad educativa que permita a nuestro centro y a nuestros alumnos alcanzar el éxito escolar. Para ello, se abordan temas como el liderazgo profesional tanto del equipo directivo como de aquellos que ostentan algún cargo de coordinación, la formación del profesorado, el ambiente de aprendizaje, la motivación y las expectativas de los alumnos, el aprovechamiento de los recursos humanos y materiales, la evaluación del centro como eje central de mejora, el clima de convivencia y de seguridad, los modelos de patios y recreos, la relación con las familias y su participación en la vida del centro, los agrupamientos de centro, los agrupamientos dentro del aula o la educación emocional, entre otros aspectos.