Las pequeñas memorias, una joya literaria que recupera recuerdos de infancia y adolescencia de Jose Saramago.

«Me interesa conocer mi relación con ese niño que fui. Ese niño que está en mí, siempre lo ha estado y siempre lo estará. Un adulto escribe memorias de adulto, acaso para decir: «Miren que importante soy». He hecho memorias de niño y me he sentido niño haciendolas; quería que los lectores supieran de dónde salió el hombre que soy. Así que me centre en unos años, de los cuatro a los quince.»