En 1898, tras la guerra de Cuba, Bonaventura Giner regresa a la masía familiar del Penedès, decidido a convertir la finca familiar en una gran heredad y a crear una familia numerosa. A través de las vidas de tres generaciones de Giner, amores clandestinos, odios fraternales y crímenes sin resolver, la autora retrata un tiempo y un país y teje una trama tan deslumbrante como las viñas que protagonizan esta saga.