El pasado vuelve al presente en Baden-Baden. La protagonista, Adela Ulloa, se refugia en este rincón de la Selva Negra buscando un paréntesis que suponga un bálsamo en su vida. Allí conocerá la historia de amor que vivieron en 1864 la baronesa Chloris Von Friedman y su amante, el zar Alejandro II. Una historia de amor que se convertirá en el desencadenante de toda una serie de desgracias. Entre las bambalinas opera una organización secreta internacional que basa sus pilares fundamentales en las doctrinas de Vladímir Ilich Uliánov, alias Lenin, y que pronto se regirá por el fanatismo más radical. Distintos escenarios de España, Alemania y Rusia se entrelazan en La Casa de las Flores Blancas